El uso de TIC en las aulas

El ser humano ha desarrollado una serie de tecnologías que se han ido incorporando en el día a día y que facilitan la vida social y laboral. Por ello, la incorporación de tecnologías dentro de las aulas es una práctica cada vez más extendida. Las TIC permiten el acceso a una gran cantidad de información, incentivan el conocimiento y el aprendizaje y mejoran la comunicación alumno-profesor.

Existen muchos tipos de necesidades en las aulas que la tecnología ha sido capaz de suplir, pero uno de los puntos claves para la correcta inserción de las TIC es encontrar la herramienta adecuada para cada una de las actividades. Por ello es necesaria una correcta planificación de todas las tareas y partes de una clase para buscar la tecnología que mejor se adapte a sus requerimientos. Es muy importante explorar todas las opciones que nos ofrecen para conocerlas muy a fondo.

¿Qué tecnología se puede usar en el aula?

La respuesta es sencilla: casi todo. Solo hay que saber adaptarlo a los objetivos. Estas son algunas de las más utilizadas:

  • Redes sociales y blog: nos da posibilidad de crear grupos de trabajo donde los alumnos exponen o discuten sobre distintos temas, publican contenidos relacionados con las asignaturas, etc.
  • Herramientas de planificación: calendarios y gestores de tareas son muy útiles para programar exámenes, entregas, crear flujos de trabajo, etc.
  • La nube: nos permite la posibilidad de trabajar de manera colaborativa y donde se pueda acceder desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar. Algunas de las herramientas que usan esta tecnología son paquetes ofimáticos, almacenamiento, etc.
  • Pizarras digitales y mesas interactivas: las pizarras permiten proyectar y controlar imagen desde un ordenador, realizar anotaciones y comentarios y guardar y/o enviar la pantalla por correo electrónico. Las mesas interactivas dan la posibilidad de que los alumnos interactúen directamente con la superficie.

¿Qué ventajas supone la utilización de tecnologías en la educación?

Se ha demostrado que el uso en las aulas incrementa la motivación de los alumnos y estos muestran más interés y se implican más en las áreas que estudian. Permite utilizar nuevos recursos educativos y renueva los métodos de aprendizaje, permitiendo una colaboración más activa de los alumnos y la adquisición simultánea de conocimientos tecnológicos.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta actualmente la inserción de TIC en las aulas?

El principal hándicap al que nos enfrentamos es la necesidad que tienen tanto los docentes como los alumnos de conocer las herramientas. Si el profesorado no sabe manejarlas correctamente, se pueden producir retrasos en el funcionamiento de la clase. Además implementar ordenadores o tabletas donde correr estas herramientas puede resultar caro.

Para resumir se puede decir que la tendencia es cambiar totalmente la visión actual que se tiene de la educación y formación y que la tecnología va a tener un gran peso y Campus FP apuesta por este cambio.

5 abril 2017 - Leticia Arribas