Aprendiz de Deejay

Este artículo, describe la evolución que ha sufrido la profesión de Deejay a lo largo de los últimos 40 años, gracias a todos los artistas y deejays que han luchado por defender su profesión, la evolución de la tecnología, la influencia de los medios de comunicación en la sociedad, y la sociedad como tal; lo que da pie y justifica la necesidad de dar un marco académico y profesional a una profesión con más de 70 años de historia y sin reglar académicamente hablando hasta hace muy poco.

Una profesión menospreciada en sus inicios, ni siquiera contemplada en los epígrafes de la seguridad social, pero que ha estado presente en nuestras vidas desde siempre, nadie se imagina una fiesta sin música ¿verdad?, pues seguramente poniendo esa música había un DJ en alguna esquina oculta de algún lugar, pasando completamente desapercibido y sin que nadie se fijara en él. Ahora, es justo lo contrario, la figura del Dj ha pasado ha ser la pieza central de cualquier fiesta, ya sea en una casa, un bar, un club o un festival, incluso en la televisión, expuesto en su púlpito, la cabina, a la vista de todos, como referente, icono e ídolo de masas.

Estaba claro que ante este giro de 180 grados nuestra profesión tenía que cambiar, hacerse pública, y lo que es más importante académica…
Por fin podemos decir que es posible estudiar una titulación para ser Disc Jockey, Técnico en video DJ y sonido, y no solo quedarse en DeeJay sino completar esa formación con innumerables contenidos y así conseguir un aprendizaje como DJ 360º: Deejay, músico, productor, empresario, iluminador, diseñador de contenidos, promotor de eventos, técnico de sonido, etc..

En definitiva normalizar una profesión como otra cualquiera, sujeta a unos aprendizajes técnicos, teóricos, prácticos, dentro de un marco profesional, dentro de un convenio colectivo, pero completamente libre, libertad que se consigue estudiado lo que te gusta y haciéndolo primero tu profesión, tu modo de vida y por supuesto tu pasión, LA MÚSICA.

10 mayo 2021 - CampusFP