Alcohol y adolescentes ¿un cóctel explosivo?

Conversando con adolescentes sobre el consumo de alcohol.

El consumo de alcohol ya en la adolescencia está asociado a todo tipo de acontecimientos, si a eso le sumamos que ese consumo calma falsamente la ansiedad social y desinhibe, difícilmente podemos conseguir que baje.
Hablamos con algunos adolescentes sobre este controvertido tema.

Se da la paradoja de que la misma sociedad que muestra como glamuroso un estilo de vida donde la gente bebe, donde se encuentra fácilmente alcohol porque tiene detrás toda una industria que mueve miles de millones, donde el mismo gobierno se lucra de él a través de los impuestos que gravan este producto y donde los padres hacen un uso continuo de las bebidas alcohólicas, quiere imponer la abstinencia en los más jóvenes y nos sorprendemos de que beban hasta el desmayo, o hasta verse involucrados en situaciones sexuales en las que ni pueden decir “no”.

Hay estudios que demuestran los jóvenes que habían visto muchas escenas con consumo de alcohol tienen el doble de posibilidades de beber

Hay estudios que demuestran los jóvenes que habían visto muchas escenas con consumo de alcohol tienen el doble de posibilidades de beber.

atracon_alcohol

Para un porcentaje muy alto de jóvenes el alcohol es un compañero imprescindible de la diversión.

No nos engañemos, los “muy jóvenes” beben porque pueden y porque es socialmente aceptable. A pesar de que saben que tiene efectos secundarios, a pesar de las tremendas resacas, a pesar de que conocen casos de atragantados con su propio vómito o de muertes por intoxicación por alcohol, dejar ese hábito les pasa una factura demasiado alta: explicar en su entorno social que no quieren beber, o no quieren beber tanto a veces es más complicado que el propio hecho de dejar de beber.

“Con nuestra edad no nos damos cuenta de cuanto estamos bebiendo pero cuando nos hagamos más mayores sí que nos daremos cuenta y sabremos cómo prevenir los excesos”.

Tal y como dice este chico muchos piensan que no es tan grave ya que “controlarán cuando sean mayores” pero ¿será demasiado tarde?. La gravedad del trastorno de estos jóvenes no está tanto en el número de días en los que beben si no en su capacidad para controlarlo: incluso si solo beben una vez al mes y no pueden pasar sin esa vez al mes es un problema, este fenómeno tiene nombre y se llama binge drinking (atracón).

El problema muchas veces no es que echen de menos el alcohol en sí, si no más bien la confianza y la popularidad que les da. Ellos nos lo explican muy bien:

“A nuestra edad, por probar, pasarlo bien y aparentar ser mayores, hay mucha gente que bebe, pero poco a poco se van dando cuenta de que beber como bebemos hay que controlarlo”

Aplicación para reducir el consumo de alcohol entre los jóvenes

Aplicación para reducir el consumo de alcohol entre los jóvenes.

Teniendo en cuenta el peso de todo lo anterior, seamos pragmáticos: gran parte de los jóvenes siempre van a beber, entonces invirtamos nuestras fuerzas en que sea lo menos posible, en prevenir los daños y en hacerles ver que no son los tontos del grupo cuando no beben.

“No me preocupa tanto caer en la tentación, lo que no tengo es el menor interés en ser el único sobrio mientras los demás beben chupitos”.

El desafío es saber cómo decirles que bajando el consumo de alcohol su vida social va a cambiar a mejor, porque no es fácil hacerles comprender que merece la pena ser la única persona sobria de la fiesta, que refugiarse en el alcohol para sentirse más seguro es engañarse a sí mismo y que aunque no bebiendo perderán algunos amigos, que madurar también es aprender a perder y cambiar cosas cuando ellos te dicen que “beber es mi vida”.

“Beber es mi vida”.

Mientras descubrimos cómo llegar a los que creen eso, hagamos cosas como el Departamento vasco de Salud, que ha puesto en marcha una aplicación para móviles (Zaindu) que tiene como objetivo que los jóvenes y adolescentes vascos reduzcan su consumo de alcohol, hagamos campañas de prevención contra este consumo entre ellos y fijémonos en la legislación de consumo de alcohol en Europa, que dificulta el acceso al alcohol o disuade a los jóvenes de su uso.

13 diciembre 2018 - Lola Cervera