Riesgos en Internet

¿Sabes con quién estás quedando o a quién le has dado datos comprometidos a través de Internet?

Internet es una herramienta extremadamente útil pero no podemos permanecer ajenos a que puede ser una ventana a contenidos denigrantes para algunas personas, pornográficos, violentos, mensajes racistas, mensajes que fomenten la anorexia o incluso que inciten al suicidio. Además el correo electrónico, los chats, los whatsApps, las redes sociales… también pueden ser utilizados para hacer ciberacoso (o acoso cibernético), hasta peligros mucho peores como la exposición a depredadores sexuales o grooming. Mediante el groominíg ponen en marcha estrategias para ganarse la confianza de alguien a través de Internet, normalmente un menor, con el fin de obtener concesiones de índole sexual.

CONTRASEÑAS
Usa contraseñas complejas y únicas para cada cuenta. La contraseña es como la llave de tu casa, con ella pueden entrar en tus cuentas online. Si son fáciles de recordar, son fáciles para que los ciberdelincuentes las descubran. Si usas la misma contraseña podrán acceder a toda tu información confidencial.

ANTIVIRUS
Actualiza tus defensas para que los ciberdelincuentes no puedan superarlas fácilmente.

WEBCAMS
Ten cuidado al usar cámaras web. Se pueden conectar y activar de forma remota. Esto permite a otros ver y escuchar ilegalmente a personas sin su conocimiento.

CONEXIONES SEGURAS
Al utilizar una conexión a Internet pública, como Wi-Fi en un centro comercial, no tienes control directo sobre su seguridad. Si no puedes establecer una conexión segura o asegurarte de que tu dispositivo está protegido, no compartas información confidencial.

ORDENADORES PÚBLICOS
Evita escribir información confidencial en ordenadores públicos, como las de una biblioteca o un cibercafé. Se puede instalar spyware en estos y así registrar cada pulsación de tecla. Además, nunca se sabe quién puede estar observando tu actividad. Nunca selecciones la función que inicia sesión automáticamente en el correo electrónico ni marques ninguna casilla para “Recordar mi contraseña” en los sitios web.

CORREO ELECTRÓNICO
Ten cuidado al abrir correos electrónicos de desconocidos, especialmente los que has solicitado. Hacer clic en enlaces o descargar archivos adjuntos puede infectar tu ordenador con un virus o puedes caer en una estafa ya que también hay virus que tienen la capacidad de robar tu información personal.

REDES SOCIALES:
Nos queremos dirigir especialmente a los jóvenes y a las jóvenes porque no son plenamente conscientes de los riesgos que entraña Internet. La mayoría de sus redes sociales son públicas y no asumen que la vida online es permanente es lo que se denomina digital tatoo. Hay empleadores que rechazan a algunas personas después de revisar lo que los solicitantes han publicado en sus redes sociales. Debemos saber que aunque eliminemos fotos nuestras publicadas, es posible que otros ya las hayan copiado y publicado en otros sitios web públicos. Tampoco han de consentir que otros nos hagan videos o capturen imágenes que puedan ser comprometidas para nosotros. Alguien de 16 años puede pensar que es gracioso publicar una foto con botellas de cerveza vacías esparcidas alrededor. ¿Pero quedará gratamente impresionado el responsable de su captación para hacer las prácticas en su empresa? ¿Y su familia? Probablemente no.

El uso de las redes sociales aporta muchas cosas positivas pero hay aspectos que nos hacen pedir sentido común con el uso de estas: el citado acoso cibernético y el de la amenaza de trolls. No está de más informarnos en la página de la Policía Nacional para aportar medidas de seguridad en el uso de Internet.

Para comprender hasta quién pueden llegar nuestros datos veamos por ejemplo que hay más de dos mil millones de personas en Facebook y aquí: más de 600.000 cuentas de Facebook se ven comprometidas todos los días. El 22%  de los usuarios de las redes sociales han sido víctimas de amenazas relacionadas con la seguridad. Y las víctimas del acoso cibernético, que ocurre principalmente en las redes sociales, tienen el doble de probabilidades de suicidarse que las no víctimas.

CÓMO CUIDAR TU EXPOSICIÓN EN LAS REDES SOCIALES:

  1. Evita la ostentación de dinero y lujo.
  2. No hagas un uso descuidado de los servicios de ubicación. Aunque estos hagan que las cosas sean más accesibles para ti, hay que considerar que mostrar públicamente tu ubicación puede poner en peligro tu seguridad. Las fotos tomadas desde teléfonos inteligentes incrustan las coordenadas GPS en la foto, lo que permitirá que otros sepan tu ubicación.
  3. No permitas que cualquier aplicación tenga acceso innecesario a tu información. Si instalas una aplicación y esta solicita más información de la necesario para que funcione, ten cuidado y evita instalar aplicaciones de fuentes no verificadas.
  4. No reveles demasiada información. Hay personas especializadas en obtener información confidencial. Luego usan esta información para acceder a servicios y sistemas a los que nunca los habrías autorizado. A veces revelamos tanta información que dejamos todas las piezas para que un hacker se ponga a trabajar.
  5. No des como válida la información que otros nos muestran en la red. Puedes estar chateando con un desconocido o una desconocida que pueden ser personas muy peligrosas para ti. Si decides conocer a alguien, nunca vayas solo, informa a otros de dónde vas, reúnete en un lugar público y ten tu teléfono móvil a mano.
  6. No publiques imágenes que puedan resultar comprometidas.
  7. No aceptes invitaciones de extraños.
  8. No compartas publicaciones sobre las vacaciones hasta que regreses.
  9. Pide siempre permiso a tus amigos para etiquetarlos en fotos o registrarlos en lugares.

ADICCIÓN:
El atractivo de Internet para la juventud es enorme por la interactividad con rápida respuesta, las recompensas inmediatas, las múltiples ventanas con diferentes actividades… El uso es positivo, siempre que no cree ningún tipo de dependencia o se dé un mal uso, impidiendo las actividades propias de una vida normal (salir con los amigos y amigas, estudiar, dormir, practicar deportes, hacer actividades de ocio y culturales, relacionarse con la familia…). El abuso de Internet o phubbing te saca de la vida real provocando aislamiento, ansiedad, afectando a la autoestima, creado sedentarismo, obesidad, hace perder capacidad de control pudiendo acabar en una adicción…

CIBERBULLYING o ciberacoso
Lamentablemente los móviles, el whatsApp, el correo electrónico, las redes sociales… a veces se utilizan para acosar, insultar, amenazar, infectar el dispositivo de la víctima con virus, intimidar… Los acosadores pueden usar un seudónimo, ocultando su verdadera identidad. haciendo que sea difícil rastrear la fuente y fomentando que el comportamiento sea más agresivo al no poder identificar al culpable. Es especialmente preocupante el creciente número de casos entre adolescentes. En España, casi un tercio de los menores de 17 años afirma haber sufrido ciberacoso e incluso el 19% reconoce haber insultado en la red. el ciberbullying causa los mismos efectos que el bullying tradicional tales como depresión, ansiedad, problemas de comportamiento, consumo de drogas… y muchas víctimas de ciberbullying se pueden convertir en acosadores.

Si alguien recibe amenazas o insultos a través de la red, o sabe que alguien los recibe, debe comunicarlo quien pueda poner freno a dicha situación, si se trata de un menor ha de comunicarse al profesor, profesora o los padres. Estos deberán adoptar las medidas oportunas que pueden ir desde la retirada del acceso a Internet al menor hasta la denuncia ante los juzgados.

Para resguardar la vida digital, es necesario permanecer alerta, contar con herramientas de control y difundir información sobre los peligros que existen en Internet para prevenir posibles problemas.

23 octubre 2019 - Lola Cervera