Metodologías activas en la formación profesional

Actualmente y con la crisis que se prevé que vamos a comenzar, entrar en el mercado laboral puede convertirse en una tarea muy difícil que a jóvenes y no tan jóvenes termina por hacer que abandonen sus sueños profesionales. Gracias a la oportunidad de las prácticas profesionales, los estudiantes pueden acceder a diferentes empresas y encontrar un camino en el mercado laboral, poniendo en práctica sus conocimientos.

Las empresas buscan profesionales lo más cualificados posible, y que cuenten con mayores habilidades, y un punto a favor que los responsables de recursos humanos valoran, es que la persona que va a incorporarse al puesto esté preparado para trabajar, conozca cómo es una organización por dentro, y sepa adaptarse al medio de una manera rápida y sin dificultad.

En CampusFP, las prácticas están integradas en el programa de estudio, y estarán guiadas y tutorizadas. Algunas facilidades de incorporación para el trabajo son: 

  • Eventos con empresas: CampusFP organiza diversas jornadas, eventos, ferias y entrevistas con organizaciones  que permiten a los estudiantes mostrar a las organizaciones sus habilidades y proyectos realizados, creando posibilidades de contrato laboral o conseguir contactos para facilitar esto.
  • Prácticas de empleo: las organizaciones colaboradoras comunican a la escuela las ofertas de prácticas existentes para que el alumnado pueda optar a ellas, además se priorizan las empresas que pretenden contratar al becario al finalizar la FCT.
  • Ofertas de empleo: al igual que en el apartado anterior, las empresas colaboradoras comunican ofertas de empleo que se trasladan al alumnado que cumpla el perfil solicitado.

Además, campusFP integra metodologías activas en los procesos de aprendizaje para una incorporación inmediata en el mercado laboral. Algunas de estas son:

Flipped Classroom (clase invertida):

El flipped classroom, también llamada clase invertida,  permite al alumno conocer el contenido de la siguiente clase antes de que ésta tenga lugar, lo que permite que sea el grupo de alumnos y alumnas los responsable de dinamizar las clases y además optimizar el aprendizaje, ya que se emplean las clases con el profesor o profesora para trabajar sobre contenidos que ya se han preparado previamente por parte del alumnado.

Gracias a la técnica de flipped classroom, se reduce el aislamiento, se reduce la falta de motivación y se aumenta la atención en comparación con las clases convencionales. De este modo, se emplea una enseñanza más personalizada, adaptándose a los distintos ritmos de los alumnos y alumnas.

ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos)

El Aprendizaje Basado en Proyectos, consiste en estimular el trabajo colectivo y colaborativo a través de proyectos realistas en el aula. Gracias a la disciplina ABP, los alumnos y alumnas a través de la investigación llegan a la resolución de un problema. Para ello, los equipos de trabajos, tienen que plantear, diseñar y llevar a cabo el proyecto que van a realizar, de manera que puedan implementar en este los conocimientos adquiridos, los contenidos dados, de este modo, gracias al ABP, el trabajo que se implementa conlleva una profundización del tamaño y un desarrollo por parte de los estudiantes de las competencias aprendidas.

Con este tipo de aprendizaje activo, se consigue cooperación y unas altas dosis de motivación, aunque siempre se tienen en cuenta para la utilización del ABP los conocimientos de los que dispone el alumnado, y el contexto y entorno, ya que este debe favorecer el trabajo individual como de equipo. 

VTH (Visual Thinking):

Consiste en reforzar los conceptos a través de contenido visual como imágenes, esquemas, ideogramas, entre otros. Esto permite involucrar todos los sentidos en el desarrollo creativo y emocional perfeccionando la memoria, la atención y la concentración en el tema.

Esta metodología surge debido a que en la actualidad, miles de imágenes nos impactan en nuestra vida cotidiana, y gracias a la técnica de VTH, también llamada Visual Thinking nos acerca a la realidad, permitiendo tanto enseñar como aprender de una manera más rápida, y sobre todo reflexionar. De este modo descubrimos, desarrollamos y compartimos ideas. 

Por tanto, esta metodología usa como base las imágenes de todo tipo incluyendo dibujos propios. Gracias a estas, podemos clarificar nuestros conceptos equilibrando la relación entre la parte derecha e izquierda de nuestro cerebro, y facilitando la comunicación de nuestros pensamientos a los demás.

Alguno de los beneficios de la técnica de visual thinking son:

  1. El alumnado tiene que prestar atención para poder identificar las imágenes
  2. Facilita la relación de ideas
  3. Favorece la memorización

El proceso del visual thinking consta de 4 fases que son: mirar, ver, imaginar y mostrar. Para estas fases, existen herramientas que nos ayudan:

Herramientas del visual thinking:

  • Visual mapping: consiste en recoger información para tenerla a mano.
  • Visual explorer: seleccionamos los datos que nos es de interés de la información del tema que nos interesa. Se organiza la información con las 6W ( what, where, who, when, why, how)
  • Visual building: consiste en transformar los datos de interés en imágenes
  • Visual testing: conseguir comunicar lo que queremos a nuestro público de forma clara y concisa.

ABJ (Aprendizaje Basado en Juegos):

En este método, se promueve participación del grupo en experiencias de aprendizaje inmersivas y retadoras utilizando el juego como elemento motivador.

Este técnica educativa, también llamada gamificación se ha demostrado que tienen resultados efectivos. Lo que se realiza es crear o adaptar juegos al temario y al aula, hay que destacar que no son estrictamente lúdicos, sino que incluyen determinadas mecánicas para el aprendizaje. 

Por tanto con la metodología ABJ, se impulsa las habilidades sociales, los valores culturales, además de activar el pensamiento crítico y desarrollar la creatividad.

Algunos de los resultados de aplicar la técnica del aprendizaje basado en juegos es:

  • Aumento del interés en los contenidos.
  • Facilita el aprendizaje, mejora las habilidades y capacidades.

Beneficios de realizar prácticas en la formación profesional:

  1. Complementar su formación: permite conocer cómo funciona una empresa por dentro, las relaciones socio-laborales, las técnicas que se desarrollan en esta y como funciona.
  2. Aplicar los conocimientos teóricos en el ámbito laboral de un modo real.
  3. Desarrollar habilidades profesionales, aumentando sus conocimientos prácticos.
  4. Facilitar el desarrollo de actitudes y conductas propias del mundo laboral.
  5. Es un instrumento de orientación al mundo profesional

Por tanto, gracias a la metodología activa y a las facilidades de incorporación de empleo que otorga CampusFP, los alumnos y alumnas podrán hacer contactos en entidades, ver cómo funcionan las organizaciones por dentro y por fuera e iniciarse en un mercado laboral en el que cada vez es más difícil su acceso.

14 mayo 2020 - CampusFP