Ciberseguridad: cómo estar protegidos en la red

Las claves para estar a salvo

La ciberseguridad es el concepto que engloba todas las medidas y métodos para proteger los sistemas, dispositivos y redes frente a ataques informáticos, hackeos o robo de datos. Existen muchos tipos de amenazas; a continuación os contamos algunas.

Delito cibernético

Son aquellos actos o hechos tipificados como delitos que se desarrollan en internet o requieren del uso de medios informáticos. Entre ellos se incluyen acoso, pornografía infantil, violación de los derechos de propiedad intelectual y/o industrial, fraude, robo de identidad de personas, etc

Los delincuentes se valen de varias técnicas para llevarlos a cabo, como pueden ser  hacking (acceso ilegítimo de manera remota al ordenador de un usuario), phishing (envío de correos electrónicos fraudulentos que imitan los enviados por empresas y/o contactos de confianza con el fin de recopilar datos personales, bancarios, credenciales de acceso a servicios, etc) y mediante malware, es decir, software instalado en el dispositivo de la víctima sin su consentimiento que espía para obtener datos e información.

Ciberataque o ataque informático

Es un intento de acceso no autorizado a un sistema informático o red aprovechando brechas de seguridad con el objetivo de desestabilizarlo, dañarlo o tomar el control. Normalmente los atacantes son individuos o grupos organizados que intentan estos ataques con fines maliciosos, robos, etc. Se habla incluso de ciberterrorismo cuando los ciberataques pretenden dañar o alterar el orden social, cuando se acometen para provocar miedo en la población o en los gobiernos. 

ciberseguridad-medidas-

¿Qué hacer para estar protegido/a en Internet?

Los ataques van cambiando, mejorando y especializándose por lo que la ciberseguridad siempre debe ir un paso por delante y en guardia para poder controlarlos. Es por ello que hay que saber qué acciones aplicar en cada momento. Las fases que hay que tener en cuenta son las siguientes:

  • Prevención: determinar las posibles amenazas y medidas a realizar en el caso de sufrir un ataque. Contar con un firewall (programa que controla el acceso a un dispositivo) o con copias de seguridad son algunos ejemplos.
  • Localización y reacción: si ya se ha sufrido un ataque hay que contar con las herramientas necesarias (como un buen antivirus) y conocer las vulnerabilidades de sistemas para monitorizarlo y encontrar fácilmente si se ha producido. Es muy importante realizar una limpieza a fondo para poder eliminar cualquier traza de peligro y avisar a los usuarios afectados en el caso de robo de datos.

La ciberseguridad es un campo clave hoy en día; estamos interconectados por lo que protegernos frente a posibles amenazas es una apuesta segura. 

Por eso hemos incorporado a nuestras oferta formativa el Posgrado Oficial para FP en Ciberseguridad en torno a las Tecnologías de la Información con el que podrás especializarte en este área aprendiendo a definir e implementar estrategias de seguridad en los sistemas de información realizando diagnósticos de ciberseguridad y a identificar vulnerabilidades e implementar las medidas necesarias para mitigarlas aplicando la normativa vigente y estándares del sector.

10 febrero 2021 - Leticia Arribas